Minimizar Ciclones
« Atrás

Ciclones

Cyclones

Los ciclones tropicales son un fenómeno meteorológico que se forma sobre el océano a través de la liberación de la energía generada por la evaporación y la saturación del agua sobre la superficie del océano. Este proceso produce lluvias intensas y fuertes vientos y, cuando estas tormentas se aproximan a tierra, pueden causar daños e inundaciones en zonas habitadas. El 20 % de las activaciones de la Carta se deben a ciclones tropicales.

Las tormentas reciben diferentes nombres en función de dónde se produzcan:

  • Las tormentas que se forman en los océanos Atlántico y Pacífico nororiental se llaman huracanes, que suelen afectar a la región del Caribe y la costa este de América Central y del Norte. La mayoría de los huracanes tienen lugar del 1 de junio al 30 de noviembre, aunque existen raros casos de tormentas que se forman fuera de este periodo.
  • Las tormentas que se forman en los océanos Índico y Pacífico sur se denominan ciclones, que suelen afectar a la India, Bangladesh, Sri Lanka y las islas en la región. Los ciclones suelen producirse entre octubre y mayo.
  • Las tormentas que se forman en el océano Pacífico noroccidental se denominan tifones, que suelen afectar a las Filipinas y otras islas en la región, pero ocasionalmente pueden llegar a Japón y China. Los tifones se producen durante todo el año.

A los sistemas meteorológicos con intensidad suficiente para convertirse en ciclones tropicales les dan nombres los centros meteorológicos designados, y estos nombres se alternan entre masculinos y femeninos en orden alfabético. En la estación de huracanes de 2018 para el Atlántico, por ejemplo, estos nombres empezaron con: Alberto, Beryl, Chris y Debby.

La intensidad de los ciclones tropicales se clasifica en distintas escalas según la región. Un ejemplo es la escala Saffir-Simpson que clasifica los huracanes. Utiliza cinco niveles para indicar la intensidad del viento en la tormenta, donde la categoría 5 es la superior: una tormenta que supera los 252 km por hora. Otras regiones también clasifican las tormentas en función de la intensidad del viento y utilizan escalas que varían entre cinco y siete categorías.

Las observaciones desde el espacio se han utilizado para seguir los ciclones tropicales desde la década de 1960 y, tras décadas de experiencia y estudio, los científicos pueden utilizar datos espaciales para seguir la formación y el avance de las tormentas. Los satélites pueden utilizarse para revelar cambios en la estructura de la tormenta, la velocidad del viento y los patrones nubosos alrededor del ojo; la intensidad también puede seguirse mediante el efecto sobre las olas alrededor de la tormenta y los datos pueden usarse para medir la temperatura y la altura de la superficie marina. También pueden utilizarse imágenes ópticas y de radar después de un ciclón tropical para evaluar la situación sobre el terreno y facilitar información clave a los equipos de respuesta.

Cyclone Debbie

Product Examples

Evaluación de daños del este de Nuku-alofa, isla de Tongatapu

Acquired: Pleiades: 15/02/2018
WorldView-3: 12/01/2018
Source: Pleiades / WorldView-3

Pleiades © CNES (2018) - Distribución: Airbus Defence and Space, reservados todos los derechos
WorldView-3 © DigitalGlobe Inc.
Mapa producido por UNITAR/UNOSAT

Comparación de Dominica antes y después del huracán Maria

Acquired: Antes del desastre: 25/01/2017
Después de los desastres: 21/09/2017
Source: Resurs-P

Resurs-P © ROSCOSMOS (2017) - Todos los derechos reservados
Mapa producido por ROSCOSMOS

Minimizar Visor de contenido web
Browse full activation archive